LISTAS DE VOCABULARIO PARA APRENDER INGLÉS

Tener un niño después de los 40 años puede parecer, en un principio, algo descabellado y peligroso para la salud. Sin embargo, un nuevo estudio acaba de revelar que las madres que dan a luz a esta edad generalmente suelen envejecer más lentamente y viven más años que otras mujeres.


Esta sorprendente conclusión se ha basado en un análisis comparativo de dos grupos de mujeres estadounidenses que nacieron en 1896. El primero se compone de 78 mujeres que cumplieron un siglo de vida, mientras que el segundo es un grupo de 54 mujeres que murió a los 73 años. Al parecer, entre las mujeres que cumplieron los 100 años se descubrieron cuatro veces más casos de maternidad después de los 40 que entre las que murieron antes.


El estudio que publica hoy Nature se ha realizado en la Escuela Médica de Harvard, bajo la dirección del doctor Thomas Perls y sus colaboradores. Según estos científicos, el hecho de que muchas mujeres centenarias hayan tenido niños después de los 40 sugiere que existe una relación clara entre la maternidad tardía y la longevidad.
Experimentos realizados con moscas han demostrado cómo entre las hembras de esta especie, la duración de la vida se corresponde a la edad en la que se producen huevos. Cuanto más tarda una mosca en ser madre, más larga suele ser su vida. Según los científicos de Harvard, lo mismo puede suceder en los seres humanos.
los resultados sugieren que una menopausia tardía, asi como un embarazo después de los 40, se pueden relacionar con una mayor longevidad.
Hace poco se descubrió que las mujeres que toman dosis controladas de estrógenos tenían menos probabilidades de padecer Alzheimer. Según el doctor Perls, lo mismo podría ser cierto en el caso de las mujeres que tienen una menopausia tardía, ya que ésto implica obtener esta hormona de forma natural y por más tiempo.
Es posible que al retrasarse la edad de la menopausia, el estrógeno proteja a las mujeres del Alzheimer y de otras enfermedades relacionadas con el envejecimiento que pueden causar una muerte prematura.
Los científicos de Harvard señalan que, teniendo en cuenta las teorías darwinistas, existe una presión evolutiva para alargar la vida humana. En su opinión, esta presión podría estar manifestándose en un retraso progresivo de la menopausia y, por lo tanto, de la edad a la que las mujeres pueden seguir teniendo niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Contacto: https://www.facebook.com/josejaviersoy